Saber todo sobre el contenedor isotérmico

Un contenedor isotermico es un recipiente esencial para conservar la temperatura de los objetos. Por ello, este objeto es empleado dentro de la industria alimentaria y el sector salud. Mantener la temperatura adecuada es el primer paso para garantizar la integridad y calidad de aquello que se necesita transportar. En esta publicación hablaremos sobre las características de estos contenedores y sus usos.

Materiales de fabricación del contenedor isotermico

También conocidos como cajas isotérmicas, su diseño está pensado para evitar la pérdida de temperatura en los objetos por transmisión. El material que se suele emplear en la fabricación es aquel que posee el coeficiente de conductividad térmica más bajo, usualmente se emplea el polipropileno expandido con una densidad que puede variar entre los 30 a los 65 g/L. Cuando la densidad del polipropileno es mayor el contenedor será más resistente.

Existen algunos contenedores hechos con polietileno y espuma de poliuretano, la cual se coloca en el interior como aislante. Estos resultan mucho más ligeros y son capaces de soportar el mismo peso, siendo los más usados por sus cualidades y la facilidad con la que pueden moldearse.

Adicional a las características de los materiales, estos contenedores no llevan rendijas o deben ser muy herméticos con puertas que cierren con fuerza. Se componen de dos cuerpos, la parte interna es la encarga de conservar la temperatura normal y no permitir que la temperatura exterior afecte el contenido del recipiente para que se conserve su calidad.

Estos contenedores especiales deberán ser portátiles, incluso cuando tienen capacidad para mil litros, se ofrecen con paletas o ruedas para que la carga se pueda mover con facilidad.

Modelos disponibles

Existen distintos modelos, los más comunes son estilo caja, pero también hay estilo torre con estantes que se utilizan para colocar bandejas. En la industria alimentaria y la gastronomía las medidas pueden rondar los 30, 50 o 60 centímetros.

En cambio, en el modelo torre, las capacidades más buscadas son de 100 litros y en caja de 45 litros. Debe tener en cuenta que estos contenedores pueden conservar la temperatura por un periodo aproximado de 4 horas. Sin embargo, la temperatura del ambiente y las veces que el contenedor se abra, puede afectar acortando o alargando el tiempo que promedie el fabricante.

Usos de los contenedores isotérmicos

El uso más frecuente es para transportar alimentos cocidos o crudos que se encuentren fríos, congelados, calientes o a temperatura ambiente, en porciones específicas o granel. Por ello, se comprende la importancia de que el contenido no sea afectado por la temperatura del ambiente y se pierda la consistencia, textura o sabor.

Al usar un contenedor con estas características se hará una correcta conservación de los alimentos, incluyendo aquellos tan sensibles como la fruta o los vegetales.

Las empresas que más se benefician con el uso de estos recipientes térmicos son las distribuidoras de alimentos, los servicios de catering, restaurantes, pastelerías, carnicerías, comedores y empresas de entregas a domicilio.

Asimismo, instituciones educativas, de salud o cualquier otro establecimiento que requiera la manipulación y conservación de alimentos. Si estás interesado en encontrar los contenedores para tu negocio, consúltanos para ofrecerte las soluciones que necesitas.


Yaiza HW Yaiza HW
Hace 1 mes

Entrega rápida y justo lo que necesitaba. Unos sobres de cartón que me costó encontrar en la medida. Recomendado!!

Alexander LACHAISE Alexander LACHAISE
Hace 3 meses

Amplia gama de productos, calidad/precio inmejorable, plazo de entrega respetado y buen servicio de atención al cliente. Muy satisfecho con mi compra en Embaleo.

Embaleo est noté 3.5/5 avec 32 avis Google